viernes, 1 de diciembre de 2017

.



Llévame como el viento al polvo,
como el mar al plástico.

Libérame de mi peso y hazme flotar, hacia algún lugar en el que no haya estado aún.

Lléname de momentos,
tan efímeros como intensos

Hazme olvidar el suelo y todo aquello que en él se arrastra.
Busca en mi interior todo aquello que había perdido.

Y déjame caer al fin,
como una piedra desde lo alto,
como granizo en una tarde de verano,
como el último cometa que verán nuestros ojos,
ahora que el tiempo se agota.

No hay comentarios:

Publicar un comentario